Atención al cliente

925 828 000 / 678 405 008 / 666 164 081 / info@hunternature.com

cambio-idioma

En nuestra tienda
En nuestra web
En nuestro blog

DIFERENCIAS ENTRE VISIÓN TÉRMICA Y VISIÓN NOCTURNA, ¿CUÁL ELEGIR?

DIFERENCIAS ENTRE VISIÓN TÉRMICA Y VISIÓN NOCTURNA, ¿CUÁL ELEGIR?

Para poder elegir qué es lo que más nos conviene, lo primero que necesitamos es saber diferenciar cuál es el funcionamiento de la visión nocturna y la visión térmica.

La visión nocturna funciona básicamente igual que lo hacen nuestros ojos o una cámara diurna: la energía de la luz diurna choca con un objeto rebotando en él, nuestro detector capta la energía rebotada y lo convierte en una imagen. Es decir, sin luz no hay imagen. En el caso de la visión nocturna, gracias a los amplificadores de luz, es capaz de captar una imagen con luz muy débil, pero siempre debe haber un mínimo de luz. A veces nos bastará la luna, incluso la luz reflejada por las estrellas, y otras tendremos que ayudarnos de los famosos Iluminadores Infrarrojos.

Por otro lado, a los dispositivos térmicos, también denominados cámaras termográficas, no les afecta en absoluto la luz. Estas cámaras térmicas funcionan de forma completamente diferente. La visión térmica produce imágenes a partir del calor, no de la luz visible. El calor y la luz son ambas partes del espectro electromagnético, pero una cámara que capta la luz no verá energía térmica y viceversa.

Todo lo que vemos a diario emite energía térmica, algunas cosas como los animales o la maquinaria producen su propia energía térmica, y otras como las rocas absorben el calor del sol. Los dispositivos térmicos captan estas diferencias térmicas con tal sutileza que distinguen entre variaciones de 0.01⁰C, y utilizando estas pequeñas diferencias de temperatura produce una imagen detallada.

vision termica caza pulsar hunternature vision nocturna caza hunternature

Sabiendo todo esto, nos damos cuenta que aun que tanto en caza como en vigilancia ambas opciones (visión nocturna y térmica) tiene el mismo cometido, ver en plena noche, cada una cumple la función de una forma muy diferente.

Entonces, ¿cuál elegir para cada caso concreto?

En lo que a caza se refiere, la experiencia del equipo de Hunternature es que ambas opciones se complementan a la perfección. Es decir, nuestra recomendación es tener un Monocular Térmico para localizar los animales y un monocular nocturno para valorar con exactitud las características del animal localizado.

En la práctica, con nuestro monocular térmico seremos capaces de detectar animales a distancias impensables, alcanzado hasta 1800 metros en algunos casos. Podremos además ver los movimientos del animal en monte espeso o en su encame. Cosa impensable con la visión nocturna que si el contraste del animal con el entorno no es muy alto no nos permitirá localizarlo.

                                        

Sin embargo, una vez tenemos el animal en plaza a una distancia prudente de unos 100 metros, la visión nocturna entra en acción, permitiéndonos valorar el trofeo del animal. Podremos ver las puntas y el tamaño de la cuerna de un venado, el trofeo de un jabalí, distinguir el sexo del jabalí… Cosa también impensable con el térmico que nos dará una imagen muy nítida de la energía térmica del animal, pero no nos dejará valorarlo.

                                       

Otra serie de ventajas extra de la visión térmica frente a la nocturna que hace que esta primera cada vez sea más popular, son:

-          La duración de la batería, muy superior a las pilas que generalmente usan los nocturnos, con un alto consumo de los infrarrojos.

-Su dureza, no hay que tener ningún cuidado especial, está protegidos contra humedad y se pueden usar en pleno día sin miedo, a diferencia de los nocturnos que no pueden encenderse de día.

-La visión térmica no emite ningún tipo de luz, mientras que con la visión nocturna a veces tendremos que ayudarnos del Iluminador Infrarrojo.

-La capacidad de alcance, 1800metros frente a los 250metros en el mejor de los casos con visión nocturna.

Por lo tanto, la elección dependerá del tipo de caza que practiques. Aunque nuestra recomendación sea complementar ambos equipos, si por ejemplo practicas las esperas nocturnas en un cebadero a una distancia de entre 40-100metros, lo más recomendable sería un nocturno que te ayude a valorar diferenciar los animales que hay en el comedero. Si tu forma de caza habitual es el rececho, el monocular térmico será de una ayuda inestimable. Y si cazas de espera o aguardo en pasos o en zonas de más visibilidad, la visión térmica sería nuestra clara recomendación.

En cuanto a marcas, por las manos del equipo de Hunternature ha pasado todo tipo de marcas y tipos de dispositivos térmicos y nocturnos, marcas tales como: Dedal, Armasight, Pulsar, Xeye, Night Pearl, Dali, Bushnell, ATN… Basándonos en nuestra experiencia, el buen funcionamiento de las marcas y las prestaciones de los dispositivos, nos atrevemos a recomendar con total confianza los siguientes monoculares y binoculares:

-Pulsar Edge.                                                    

-Binox ATN 4K.

-Bushnell Equinox.

-Toda la gama de monoculares Armasight y Dedal.

-Pulsar Helion.

-Pulsar Axion.

-Pulsar Accolade.

 

Valora este artículo del blog:
1
Continuar leyendo
1379 Hits
0 Comentarios

DÓNDE ESTAMOS

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.